Karin Slowing en el Infom: “prestar dinero, pero también ver resultados”

11 abril 2024

Dejó su puesto como titular de la Copresam para asumir la dirección del Infom. El presidente, dijo, la envió a fortalecer esa institución que, a diferencia de la Copresam, se quedará. 

Karin Slowing: en el Infom “prestar dinero, pero también ver resultados”
«No sabía que soy la primera mujer directora del Infom», dijo Slowing desde su nuevo despacho. Foto: Kristhal Figueroa.

Por Kristhal Figueroa 

Dos nombramientos en mes y medio. Algo “inusual en su carrera”, asegura la médico y cirujana, Karin Slowing. El presidente Bernardo Arévalo la eligió para dirigir el Instituto de Fomento Municipal (Infom) por su experiencia en planificación y gestión pública, considera.

“Toda mi formación y mi práctica está vinculada a una noción en donde el sujeto, a quien el Estado sirve, vive en un lugar concreto, desarrolla su vida, trabajo, relaciones y economía, todo, en un territorio”, explicó. 

Trabajó ocho años en el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Entre 2008 y 2012, dirigió la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan). También fue consultora para organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

La Comisión Presidencial de Asuntos Municipales (Copresam) se encarga de gestionar las necesidades de las alcaldías respecto al Organismo Ejecutivo. Por ejemplo, si un alcalde requiere una reunión con un ministro. A su llegada, Slowing encontró “una unidad funcional, muy pequeña, con muy pocas condiciones para trabajar, pero con un equipo que trabajaba para resolver estos problemas”, señaló. 

La comisión tiene vigencia hasta 2026. La nueva comisionada, Álida Arana Vicente, tiene hasta entonces para establecer la ruta para transferir sus funciones a otra instancia del Ejecutivo. 

En entrevista con Ojoconmipisto, Slowing explica las condiciones actuales de las dos entidades fundamentales para el desarrollo local, así como los retos que enfrentará en la dirección del Infom. 

A partir de este diagnóstico que realizó, ¿considera que la Copresam debería continuar funcionando? 

Copresam es la más pequeña de todas las comisiones dependientes de la Secretaría General de la Presidencia. Toda su gestión administrativa depende de ella y eso es complicado porque el trabajo de la comisión está fundamentalmente en el campo. 

Expresamos un presupuesto total de Q5 millones. Yo hice mis estimaciones y, para desplegar un trabajo más efectivo, la Copresam debería recibir lo mismo que otras comisiones: Q15 millones al año solo para poder hacer lo que ya hace, pero en todo el territorio. 

Por eso pienso que, a largo plazo, se optará por otro modelo institucional. 

¿Cómo está la situación de las Oficinas Municipales de Agua y Saneamiento (OMAS)?

–Me parece que la decisión del comisionado previo, de apoyar este tema, fue atinada. Las municipalidades requieren una instancia con capacidades específicas para manejar el tema. 

Fue una grata sorpresa para mí encontrar que, en el lapso de cuatro años y a pesar de las condiciones institucionales muy limitadas, se duplicó la cantidad de OMAS en el país. 

Ahora, el apoyo a la municipalidades en agua y saneamiento, y la coordinación de las OMAS se hará en el Infom. 

Slowing dedicó su primera semana en el Infom a realizar un diagnóstico de su funcionamiento.
Slowing dedicó su primera semana en el Infom a realizar un diagnóstico de su funcionamiento. / Fotografía: Kristhal Figueroa.

¿Cuáles considera son las funciones más importantes del Infom? 

El Infom tiene tres funciones: el préstamo de dinero a las municipalidades, el fortalecimiento institucional para el manejo de la gestión municipal y la administración de proyectos. También se encarga de administrar la unidad de acueductos rurales del Estado, la cual todavía tengo que entender por qué vino acá.

La institución atiende ciertos temas de diseño de proyectos, preinversión y proyectos finales. También tiene cierta capacidad de ejecución de proyectos de agua y saneamiento, por ejemplo, abrir pozos y colocar bombas. Pero esto, a lo largo de los años, se ha debilitado. 

Su función se complementa con la de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) porque los alcaldes y sus alcaldías son los clientes del Infom, pues su función es concederles préstamos para sus iniciativas. El Infom, a cambio de eso, cobra un interés como un banco y eso le permite financiarse. 

Las municipalidades son las beneficiarias de las funciones de fortalecimiento institucional y otros proyectos que se llevan acá. 

¿Cómo encontró al Infom? 

Es una institución muy noble. Sigo convencida de la necesidad real de una entidad del sector público desde el Gobierno central o autónomo que apoye las alcaldías. 

Pero creo que hay un desafío: traer al Infom al siglo XXI en términos del fortalecimiento de sus propias capacidades para prestar servicios a las municipalidades, en la renovación de metodologías y estrategias. Además, hay que diversificar las fuentes de financiamiento. El Infom solo depende de darle préstamos a los alcaldes. 

Es necesario poner más cuidado y más atención en lo que se logra con esos recursos, no simplemente quedarnos en colocar un préstamo y después no saber qué pasó con él. Tenemos que ver resultados como cualquier otra entidad pública. 

Mi primera impresión es que el reto será grande. 

Desde su experiencia profesional, ¿cómo ve la situación de las municipalidades?

Todas tienen enormes desafíos, y eso se evidencia en el propio ranking de gestión municipal que, de hecho, empezó en mi administración (en Segeplan). 

Ni siquiera la municipalidad de Guatemala, la que mejores posibilidades posee, tiene la capacidad para tener a esta ciudad en otro estado. Obviamente, hay otros factores políticos, pero también internos de gestión institucional que tendrían que superar. Si así le pasa a la alcaldía más grande del país y con más recursos, imagínense a la mayoría que son pequeñas y con una población dispersa. 

Los retos municipales deberían inspirar a esta institución y al Ejecutivo a territorializar cada vez más sus acciones para compensar esas deficiencias. 

¿Cuál es la importancia que le da este nuevo gobierno a la municipalidades?

El Presidente tiene la visión de territorializar el desarrollo y esto pasa por un trabajo muy estrecho con las municipalidades y por crear, a nivel departamental, el sistema de administración pública, lo que llaman “gobiernos departamentales”.  Es un gran desafío y requerirá un esfuerzo de diseño e implementación muy grande, pero ese es el sentido correcto que debería tener el desarrollo. 

Hay todo un trabajo por hacer en el cual yo espero también contribuir un poco, pero creo que él está convencido de que el futuro del país está en las municipalidades y en el territorio. 

Tenemos esta nota: Karin Slowing deja la Copresam y asume la dirección del Infom

Kristhal Figueroa